miércoles, 23 de febrero de 2011

lectura veloz de fin de semana


































2 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de torcer mi cuello para ver el título, aún no podía distinguir bien si se trataba de un "Tratado para atacar la realidad" o para "acatar la realidad".
Conociéndola, no me quedó más que sentirme seguro de haber acertado, aunque mal leyere.

Rimbombante

perorata dijo...

el descato como figura legal es de lo más interesante. Basta que algún lunático se ponga en posición de saber-poder, para que cualquier movimiento ya sea desacato. (Diga la verdad, Rimbombante...no soy de atacar, más bien de desacatar...)
Hay fuertes coincidencias al final entre este Tratado y yo. Allí dice que atacar la realidad es agujerearla, boicotearla. O sea, que leyó bien...la cosa va más en el sentido del desacato