lunes, 20 de enero de 2014

son las diez y no ha refrescado nada



Son las diez y no ha refrescado nada

Vengo desde las tres o las cuatro
Diciendo
Cuando refresque un poco me pongo a escribir
Pero ya son las 10 y no ha refrescado nada.
Me hago un licuado de frutas bien pulsudo
Con mucho hielo
Le pongo un poquito de ron
Y así me parece que engaño al calor
Algo escribo
Transpiro
Y no es el esfuerzo literario
Es calor
Me meto por enésima vez a la pelopincho
Salgo envuelta en una toalla

Me siento frente al ventilador
Siento
Siento
Siento un poco de frío
Con frío tampoco puedo escribir
Pienso
Y no termino de pensar esto
Que ya estoy sintiendo calor de nuevo
El acto creativo se evapora
Constato
Después del 4° vaso de licuado
Se acabó el ron
Otro día inservible para las artes
Si yo fuera una escritora de novelas
Ya tendría un título por lo menos:
Son las 10 y no ha refrescado nada

2 comentarios:

Jedimaster dijo...

Y en eso que llega la electricidad y que arruina el ambiente poetico...

perorata dijo...

no se puede sufrir tranquila en esta ciudad, Jedi