lunes, 8 de octubre de 2012

corte y confección


Una remerita de esas encimadas. Preciosa. La pude usar sólo 2 veces. No sé cómo, un día quedó enredada de una forma irresoluble para mí. Hoy acomodando el placard dije basta. Le corto los tiros a la musculosa, y tengo 2 remeras. Procedí. Corté. Bien. Ahora coso los tiros. Coso. Del verbo coser. 1° persona singular (yo) presente indicativo. Yo no sé coser. No importa. No sé dónde quedaron los lentes. Cierto que ahora además soy miope. No importa. Coso. Con determinación. Listo. Voy a probármela. Uní de un modo los breteles que podría ahorcarme. Ah. Ya veo: el de adelante va con el de atrás. No importa. Descoso. Está tan firmemente cosidos que no puedo. Bueno, no importa, los corto. Los coso de nuevo. Ahora si. Me la pruebo. Ah. Quedaron cortos. Arruino ropa a domicilio

2 comentarios:

Jedimaster dijo...

Bueno...si no cocina, no cose ni brilla en las labores domésticas...¿cuáles son sus habilidades? -veo que su mamá no hizo un buen trabajo-

perorata dijo...

.." haber puesto en mí el deseo pero no la habilidad". Alf