jueves, 29 de marzo de 2012

escúpela


Cómo me ayudó un amigo hoy cuando en una breve charla me picó el boleto: “escupí a la venezolana que hay en vos. Largala” Casi lo ví en el gesto de golpearme la nuca. Gracias, es cierto, a veces se me atraganta una venezolana y me hace decir cada pelotudez.

Lo que me quedé pensando, es quién vendrá después de la venezolana. Porque yo soy una mujer muy acompañada. Con tal que no me llegue el hippismo, pensé.

(mientras busco una foto que ilustre, leo: “hace apenas unas horas terminó otra fracasada novela venezolana…” excelente.)


2 comentarios:

la novia del átomo dijo...

yo acá le agarro el pelo mientras vomita, eso hacemos los amigos.
soy la novia del átomo.

perorata dijo...

mi querida novia, cómo extraño esos gestos