lunes, 15 de junio de 2009


....A mi esto me duele más que a vos, te lo aseguro.
Sin descartar que, -como dice el amable de David Carradine en su memorable papel de Bill- esto tenga algún asidero (recordemos que él se declara en su momento más masoquista cuando está a punto de volarle la tapa de los sesos a su noviecita), también podríamos tomar un punto de vista otro, para dar cuenta de esa difícil frontera que marcaría …a quién le duele más. Y considerando que esto es algo dicho, podríamos interrogarlo, como a toda producción lenguajera, por sus efectos.
Y a la hora de comparar el dolor provocado en la hombría de Bill por la huida de su novia, y los sesos desparramados por el piso de Uma Thurman, yo debo decir, que cada vez que alguien formula eso, así, algo en esa sola formulación ya anticipa, a quién le va a doler más

2 comentarios:

Santaluchia dijo...

Cómo me gusta a los pensamientos que usté se entrega Perorata..
Sí! producción lenguajera.
Es gracioso además lo que ha hecho de nosotros el santo evangelio, digo yo: el "te lo aseguro" supone bondad justificatoria en quién más sufre??

perorata dijo...

por supuesto, santa. El que más sufre siempre soy yo.No hay nada más entretenido que ver a dos disputarse el sufrimiento como si fuera oro en polvo