viernes, 2 de agosto de 2013

tratado sobre la desesperación, recargado

La mujer que no era querida lo suficiente. Estaba en eso, escribiendo algunas variaciones sobre el consabido tema: “mi novio no me quiere tanto como yo imaginaba”. 
Estaba en eso, repito, cuando mi amigo D. me intercepta el pensamiento, -el chat, que es casi lo mismo- y me caga día.
Cuando una cree que está siendo original,  viene uno de esos que se dicen amigos, y te manda un titular que sabés que ya no podrás superar.“Fui contratado como titular de la cátedra "The Science of Hapiness (la ciencia de la felicidad).
El. Justo él. El Pessoa del Libro del Desasosiego. El Kierkegaard del Tratado de la Desesperación. Ahí supe que teníamos que hacer algo juntos. Y se lo dije. Basta de especular sobre qué congresos pueden publicarnos un trabajo. 
Lo nuestro es el stand up.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esto lo pongo en mi curriculum.

perorata dijo...

armemos juntos la bibliografía :)