jueves, 25 de abril de 2013

por estrictas razones sanitarias


Hay unos concejales muy preocupados
Por evitar la muerte
Así que con fines preventivos
Han decidido
Prohibir la vida.
Así es que les han prohibido
A unos internos
En una colonia psiquiatrica
Llevar ropas
Y entonces van desnudos
También les han prohibido
Llevar pelo
Y entonces van rapados
Todo esto
Sustentado
En estrictas razones sanitarias
Por las mismas razones
Les han permitido
A esos internos
Comer mierda
Lo humano carga sus vicios todos saben
La locura tiene sus vicios
Mientras esto pasa
El frágil corazón del gobernador
Se estruja de tristeza
De modo que por las mismas estrictas razones sanitarias
Le han permitido
Al señor gobernador
Desviar fondos
De salud
Hacia su nutrida cartera
Lo humano tiene sus vicios
La locura del señor gobernador
Son las carteras
Así su frágil corazón
Soporta mejor
La visión del horror
Por eso
Por las mismas estrictas razones sanitarias
Al lado de los nuevos campos de concentración
Dejan crecer -para solaz de la vista-
Los verdes campos 
de la concentración sojera.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esos preocupados concejales tienen sus correligionarios en la Ciudad de Baires, donde no hay campos de soja pero sí puertosmaderos y countries que la soja y otras mercancías han hecho posible; pues bien, los de aquí acaban de pasar las topadoras al Borda (neuroqué?) para solaz de los macri y sus hijos de las yuta camaradas.
(Ah, un beso para usted)
Un Elefante en el Bazar

perorata dijo...

un elefante. Un bazar. Lo recuerdo. Con afecto :)







Anónimo dijo...

Una flor. Un jardín. Agua. Idem.
(UEeeB)