martes, 23 de agosto de 2011

Dra Kaiten llamando a Orson...




Con uds, la Dra. Kaiten:






Creo haberle comentado, Don Álvar Núñez, que una noche de tormentas me encontré un chat sadomasoquista y me lancé a la aventura. Y sí, así es. La audacia del explorador termina haciendo glu glu en algún naufragio.La expedición comenzó a hacer agua a los pocos minutos, cuando columbré la verdadera identidad que habitaba la máscara de cuero del dominador.


DOMINADOR - ¿Como te atreves a desobedecer a tu xxxx? No mereces mi xxxx.


Me da lo mismo que me crean o no, Don Álvar. Por más que disfrazara su vocabulario, era evidente. Quien pronunciaba esas palabras no podía ser otra cosa que una Madre:



DOMINADOR - ¿Quieres que te de xxxx? ¿Eso quieres? Pues tendrás que ganartelo.



YO - Pero...



DOMINADOR - ¡Silencio! Pide permiso antes de hablar. Aprenderás a mostrar respeto, ¡xxxx! Yo te enseñaré.


Flotando melancólica entre la escoria del naufragio, me dediqué a poner a prueba mis descubrimientos. En efecto, todos allí eran madres.


Aquí y allá, Don Álvar mis exploraciones dieron el mismo resultado. En el último pozo del sadomasoquismo solo hay madres con sus niños. (http://doctorakaiten.blogspot.com/)


Estimada Doc:


Frente a la consabida expresión de las esposas-madres: "los hombres son hijos del rigor" no pude menos que asentir... ah...claro... ahora entiendo...yo no soy de esas madres. Podría haber sido una esposa maravillosa, lo sé. Salvo por el detalle de que yo no soy de esas madres. Glu Glu...

2 comentarios:

Jedimaster dijo...

Dos cosas:
1. Madre solo hay una cuyo trabajo es dejarlo a uno traumado de por vida y,
2. Salió usted muy bien en la foto.

perorata dijo...

el enmascarado no se rinde...je