martes, 4 de enero de 2011

asistencia perfecta

"Hervé Joncour era uno de esos hombres que prefieren asistir a su propia vida y consideran improcedente cualquier aspiración a vivirla". Me pareció una afirmación muy spinoziana, compatible con la idea de pensar que no hay nada en potencia en el ser humano, que somos tan perfectos como podemos a cada momento, que nuestra máxima potencia es la que está siendo efectuada. Entonces, podemos asistir a la propia vida como quien asiste a un concierto, a unas nupcias, a un helado de limón.
Del otro lado del ring, los cultores de la industria de la sensación de vida. Gente que está más muerta que el cadáver de pollo que descansa en mi heladera.

******

anoche ví de nuevo Pulp Fiction. Amé a John Travolta cuando clava la jeringa de adrenalina directo al corazón de Uma. Asistencia perfecta.

2 comentarios:

Santa Lucía dijo...

Linda cita Peroratita. De detalle, como ese libro. Usté siempre me sorprende ... dónde pone el ojo.

perorata dijo...

ay, santa ese libro es justito para ud... "Seda" se llama.De alessandro baricco. Pura suavidad....
Pero el que se llevó las palmas este verano fue "El mundo según Garp" de Irving.